Logo Universidad de Costa Rica Laboratorio de Ingeniería Sísmica
del Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII)
Teléfono: 2253-7331 - Fax: 2224-2619
© 2009 - 2017 UCR
Costa Rica





La magnitud de un sismo es una medida de su tamaño. Es un dato objetivo, es decir, es el mismo en cualquier parte del mundo donde se calcule. Por el contrario, la intensidad es una medida de los efectos de un sismo sobre un área determinada. La intensidad es una medida subjetiva y conforme uno se aleja del epicentro, esta tiende a disminuir.

 

Magnitud:

La magnitud más conocida es la propuesta por Charles Richter y lleva su nombre. Richter fue un científico que observó que la amplitud de las ondas sísmicas tendía a disminuir en forma predecible con la distancia. Él elaboró una ecuación para relacionar tanto la distancia como la amplitud de la onda S en un tipo de sismógrafo ampliamente utilizado en California y así fue como nació la “Escala de Richter”.

La escala de Richter es logarítmica, lo cual significa que si se produjeran dos sismos en un mismo sitio una distancia de 100 km con una amplitud máxima de 1 mm el primero y de 10 mm el segundo, la magnitud de los mismos sería 3 y 4 respectivamente. Si la amplitud de la traza fuera de 100 mm, entonces el sismo sería de magnitud 5. En otras palabras, un sismo de magnitud 4 es diez veces más grande que uno de magnitud 3 y un sismo de magnitud 5 sería cien veces más grande que uno de magnitud 3 (Figura 1).

 



Figura 1.

 

Si asumiéramos que un sismo de magnitud 1 corresponde al tamaño de una canica (Figura 2), entonces uno de magnitud 2 sería equivalente al de una bola de golf, uno de magnitud 3 sería equivalente a una toronja y uno de magnitud 4 a una pelota de baloncesto.

 

Figura 2.

 

Aunque la escala de magnitud de Richter es la más conocida, en sismología se prefiere utilizar la escala de magnitud momento o Mw. Al igual que la magnitud de Richter, la magnitud momento es también logarítmica, pero en lugar de basarse en la amplitud máxima del movimiento del terreno, la magnitud momento relaciona el área de ruptura de la falla que causa el sismo y su máximo desplazamiento.

Para que se produzca un terremoto, es necesario que exista ruptura de las rocas de la corteza. Sin embargo la corteza de la Tierra posee una profundidad finita (alrededor de 30 km). Un terremoto de magnitud 4 por ejemplo, podría suceder en cualquier parte del planeta sin mayores inconvenientes ya que no rompería un área demasiado grande y siempre estaría comprendido dentro de la corteza. Sin embargo, para que sucediera un sismo de magnitud 8, sería necesario que la falla rompiera todo el espesor de la corteza y aún así que la ruptura se extendiera por varios cientos de kilómetros de largo (Figura 3).

 



Figura 3.

 

Con la magnitud momento es posible estimar qué tan grande podría ser un terremoto con solo conocer el área que éste pudiera romper y el desplazamiento relativo entre los bloques de la falla.

 

Intensidad:

La escala de intensidad fue propuesta por primera vez en Italia por el científico Giuseppe Mercalli. La escala original constaba de diez grados y la que se usa actualmente, que se llama escala de Mercalli modificada, consta de doce grados.

A diferencia de la magnitud, la intensidad se relaciona con los efectos sobre las personas y el grado de daño sobre las estructuras. Los valores bajos por lo general están asociados con la forma como las personas sintieron el sismo, mientras que los valores altos con la forma como fue afectado el paisaje o las construcciones hechas por el hombre.

Luego de la ocurrencia de un terremoto, se realiza una encuesta, generalmente por vía telefónica, preguntando a las personas como fue percibido el sismo.  Dependiendo de las respuestas y de acuerdo a la siguiente tabla, es como se le asigna un valor de intensidad específico al sitio donde se hace la consulta.

Escala de Mercalli Modificada (MM)

I
Sacudida sentida por muy pocas personas en condiciones especialmente favorables.
II
Sacudida sentida sólo por pocas personas en reposo, especialmente en los pisos altos de los edificios. Los objetos suspendidos pueden oscilar.
III
Sacudida sentida claramente en los interiores, especialmente en los pisos altos de los edificios, muchas personas no lo asocian con un temblor. Los vehículos de motor estacionados pueden moverse ligeramente. Vibración como la originada por el paso de un carro pesado. Duración estimable.
IV
Sacudida sentida durante el día por muchas personas en los interiores, por pocas en el exterior. Por la noche algunas despiertan. Vibración de vajillas, vidrios de ventanas y puertas; los muros crujen. Sensación como de un carro pesado chocando contra un edificio, los vehículos de motor estacionados se balancean claramente.
V
Sacudida sentida por mucha gente; muchos despiertan. Algunas piezas de vajilla, vidrios de ventanas, etcétera, se rompen; pocos casos de agrietamiento de aplanados; caen objetos inestables. Se observan perturbaciones en los árboles, postes y otros objetos altos. Se detienen de relojes de péndulo.
VI
Sacudida sentida por muchas personas; muchas personas atemorizadas huyen hacia afuera. Algunos muebles pesados cambian de sitio; pocos ejemplos de caída de aplanados o daño en chimeneas. Daños ligeros.
VII
Advertido por todos. La gente huye al exterior. Daños sin importancia en edificios de buen diseño y construcción. Daños ligeros en estructuras ordinarias bien construidas; daños considerables en las débiles o mal planeadas; rotura de algunas chimeneas. Estimado por las personas conduciendo vehículos en movimiento.
VIII
Daños ligeros en estructuras de diseño especialmente bueno; considerable en edificios ordinarios con derrumbe parcial; grande en estructuras débilmente construidas. Los muros salen de sus armaduras. Caída de chimeneas, pilas de productos en los almacenes de las fábricas, columnas, monumentos y muros. Los muebles pesados se vuelcan. Arena y lodo proyectados en pequeñas cantidades. Cambio en el nivel del agua de los pozos. Pérdida de control en la personas que guían vehículos motorizados.
IX
Daño considerable en las estructuras de diseño bueno; las armaduras de las estructuras bien planeadas se desploman; grandes daños en los edificios sólidos, con derrumbe parcial. Los edificios salen de sus cimientos. El terreno se agrieta notablemente. Las tuberías subterráneas se rompen.
X +
Destrucción de algunas estructuras de madera bien construidas; la mayor parte de las estructuras de mampostería y armaduras se destruyen con todo y cimientos; agrietamiento considerable del terreno. Las vías del ferrocarril se tuercen. Considerables deslizamientos en las márgenes de los ríos y pendientes fuertes. Invasión del agua de los ríos sobre sus márgenes. Casi ninguna estructura de mampostería queda en pie. Puentes destruidos. Anchas grietas en el terreno. Las tuberías subterráneas quedan fuera de servicio. Hundimientos y derrumbes en terreno suave. Gran torsión de vías férreas. Destrucción total. Ondas visibles sobre el terreno. Perturbaciones de las cotas de nivel (ríos, lagos y mares). Objetos lanzados en el aire hacia arriba.