Logo Universidad de Costa Rica Laboratorio de Ingeniería Sísmica
del Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII)
Teléfono: 2253-7331 - Fax: 2224-2619
© 2009 - 2015 UCR
Costa Rica


El trabajo del LIS es independiente del del OVSICORI-UNA y de la RSN:UCR-ICE. El OVSICORI-UNA pertenece a la Universidad Nacional que tiene su sede en la ciudad de Heredia. La RSN:UCR-ICE al igual que el LIS están ubicados en la Sede Central de la Universidad de Costa Rica en San Pedro. Sin embargo, la RSN pertenece a la Escuela de Geología de la Facultad de Ciencias mientras que el LIS al Instituto de Investigaciones en Ingeniería de la Facultad de Ingeniería.

El LIS persigue objetivos en línea directa con aplicaciones a la Ingeniería Sísmica y relacionados específicamente con el impacto de los sismos en los centros de población (estructuras, suelos, líneas vitales, etc). El LIS lleva a cabo el cálculo de efectos de amplificación, intensidad sísmica y de espectros de respuesta y de diseño en cada informe de sismo fuerte que se genera. Adicionalmente estima los parámetros de la fuente sísmica como son localización y magnitud mediante equipo acelerográfico.

Por esa razón, los instrumentos que conforman la red digital de este laboratorio se ubican en centros de población y en edificios. No es posible instalar un sismógrafo dentro de una biblioteca o escuela en la misma forma en que el LIS instala un a celerógrafo. Se necesita un lugar especialmente acondicionado para guardar un sismógrafo. Sin embargo, es perfectamente factible instalar un acelerógrafo donde hay un sismógrafo y algunos centros sismológicos hacen precisamente eso.

Una red de acelerógrafos no es adecuada para detectar los enjambres sísmicos ocasionados por la actividad de alguna falla lejana. El monitoreo de sismos de baja magnitud es posible si hay una red lo suficientemente densa como es el caso de los equipos ubicados en el Valle Central por parte de este laboratorio. Fuera de este caso, la red acelerográfica puede detectar sismos de magnitudes superiores a 3.0, pero no menores.

Tanto la RSN:UCR-ICE como el OVSICORI-UNA se dedican al monitoreo de sismos mediante el uso de instrumentos altamente sensibles llamados s sismógrafos, que miden velocidad o desplazamiento del suelo cuando ocurre un sismo. El LIS por su parte, lleva a cabo labores de monitoreo con una red de acelerógrafos que son aparatos que miden la aceleración del suelo en el tiempo.

La RSN:UCR-ICE y el OVSICORI-UNA utilizan también antenas de posicionamiento global o GPS para medir las deformaciones de la corteza terrestre y el movimiento de las placas tectónicas. El LIS no lleva a cabo esas tareas ya que la velocidad a la que ocurren los cambios que mide la GPS no generan movimientos fuertes y por tanto tampoco daño a las estructuras.

La RSN:UCR-ICE y el OVSICORI-UNA también monitorean la actividad volcánica del país y la composición química de los productos volcánicos. El LIS no lleva a cabo ninguna de esas tareas, salvo la del monitoreo sísmico en caso de sismos fuertes que se puedan generar por alguna falla cercana al volcán o por una explosión.

Muchas veces la información generada por este laboratorio ha sido del uso de la RSN:UCR-ICE o del OVSICORI-UNA quienes la utilizan para afinar cálculos de ubicación y magnitud de un terremoto. El LIS también hace uso de la información que generan esos centros sismológicos en investigaciones propias como por ejemplo para definir el tamaño de ruptura de una falla particular y la cantidad de movimiento fuerte que esta genera.

Finalmente, se quiere dejar claro que el procesamiento automático de la información obtenida inmediatamente después de la ocurrencia de un sismo es susceptible a que tanto la internet como el flujo eléctrico se mantengan estables, por lo que en caso de que se interrumpan, los informes que se colocan en la página web de este laboratorio serán generados tan pronto como se restablezcan estos servicios y se logre recopilar la información requerida.

Los acelerógrafos se encuentran instalados en centros de población (bibliotecas, bomberos, municipalidades, escuelas, colegios, hospitales, etc.), para monitorear el impacto de los sismos precisamente en esos sitios y los centros de atención de emergencias.

La distribución de los acelerógrafos se muestra en el siguiente mapa.

Más información sobre el personal que labora en el LIS en la sección de personal.