Logo Universidad de Costa Rica Laboratorio de Ingeniería Sísmica
del Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII)
Teléfono: 2253-7331 - Fax: 2224-2619
© 2009 - 2017 UCR
Costa Rica





La profundidad del suelo que afecta directamente la amplificación de las ondas sísmicas es un asunto complejo. 

Hay quienes piensan que los primeros 30 m son decisivos en el fenómeno de la amplificación, otros piensan que el espesor debe ser mayor.

Lo cierto es que si el suelo estuviera compuesto de material completamente blando, no habría duda que esto ejercería un efecto amplificador.

Entre mayor sea el espesor, mayor tenderá a ser la probabilidad de que la amplitud de las ondas se incremente. Lo que no se tiene claro es cuál debe ser el mínimo ni cual el máximo.

Existen muchos factores que afectan el comportamiento del suelo ante un sismo como lo son la profundidad del hipocentro, la magnitud por supuesto, el nivel de saturación de agua, efectos de directividad, entre otros. Incluso la topografía de la roca de basamento también es importante. Por ejemplo, cuando se trata de un valle aluvial o una cuenca sedimentaria, las ondas tienden a rebotar de un lado para el otro haciendo que la duración del movimiento sea muy larga dentro de esas zonas comparadas con sitios fuera de la cuenca.