Logo Universidad de Costa Rica Laboratorio de Ingeniería Sísmica
del Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII)
Teléfono: 2253-7331 - Fax: 2224-2619
© 2009 - 2017 UCR
Costa Rica





¿Qué problemas presentan los sistemas constructivos “antiguos”?

Como sistemas constructivos “antiguos”, en Costa Rica se conocen tres: el adobe, el bahareque y el ladrillo sin refuerzo.

El adobe es un sistema formado por bloques de barro revuelto con zacate o paja, los cuales son fabricados en el sitio y unidos entre ellos con mortero de cal y arena, para formar las paredes. Cuando los bloques se resecan pierden resistencia y además poseen un comportamiento frágil, que se agrava con la falta de refuerzo para controlar el tamaño de las grietas. Estas grietas provocan que el sistema pierda rigidez lateral, que hace de la construcción un sistema muy flexible y con gran masa, lo que ocasiona el incremento de las fuerzas sísmicas. En Costa Rica su uso está prohibido desde 1910.

 

(http://www.lesleyquin.com/adobehouse.jpg)

Figura 1. Ejemplo de construcción de adobe.

El bahareque es una estructura de madera cubierta con bambú o caña, que se rellena con barro, zacate y restos de teja, repellándose al final con barro. Este sistema tiene un mejor comportamiento ante sismos debido a la mejor estructuración de su construcción, el problema se da en que se depende del buen estado de la madera y de otros materiales de origen orgánico que se deterioran fácilmente, sobretodo si no son tratados contra los insectos y la humedad. Lo anterior provoca que la estructura pierda rigidez, se agriete y falle como un sistema frágil.

 

(http://www.conservationtech.com/RL's%20resume&%20pub's/RL-publications/Eq-pubs/1989-APT-Bulletin/apt-imag/bahareque.jpg)

Figura 2. Ejemplo de construcción de bahareque. 

El ladrillo sin refuerzo es un sistema que se basa en marcos de concreto, reforzados en ocasiones, que confinan paredes de ladrillo sin refuerzo. Por esto, durante el sismo se suelen agrietar y fallar como sistemas frágiles dado que debe experimentar grandes fuerzas de cortante y de flexión, estas últimas, en la componente perpendicular a la dirección de la pared.

 

(http://www.interamericaninstitute.org/FM_Chimney_6.jpg)

Figura 3. Ejemplo de construcción de ladrillo. 

El principal problema que presentan estos sistemas “antiguos” es que son sistemas obsoletos, es decir, que no siguen las recomendaciones y conceptos de diseño sismorresistente actuales. Estos sistemas tienen la característica común de ser frágiles, muy rígidos, pesados y masivos, lo que implica que al experimentar un sismo las fuerzas que este fenómeno le imponga a la estructura es muy grande.

 

Además, los materiales que constituyen estos sistemas antiguos van perdiendo resistencia con el paso del tiempo, lo cual es más evidente en el caso del mortero con el que se unen los elementos que los componen.

 

También, como los materiales son de origen orgánico y sin tratamiento, estos son más susceptibles al ataque de insectos y del ambiente en general, lo que provoca pérdidas de su rigidez y el posterior agrietamiento durante un sismo.