Logo Universidad de Costa Rica Laboratorio de Ingeniería Sísmica
del Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII)
Teléfono: 2253-7331 - Fax: 2224-2619
© 2009 - 2017 UCR
Costa Rica





El convenio firmado entre la Universidad de Costa Rica (UCR) y la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) para el monitoreo de sismos fuertes nació como una iniciativa del Laboratorio de Ingeniería Sísmica (LIS) para colocar acelerógrafos en sitios específicos de la Caja. Esto con el fin de investigar la intensidad sísmica dentro del sistema hospitalario nacional. Los registros que se obtienen a lo largo del tiempo  pueden ser  de utilidad para los ingenieros en la valoración de las estructuras y del personal encargado de la toma de decisiones ante un eventual terremoto.

El primer contacto se llevó a cabo en el año 2010, poco después de que el LIS adquiriera los primeros acelerógrafos digitales gracias a la Ley Nacional de Emergencias. En ese entonces se presentó el proyecto ante el Programa Institucional de Emergencias (PIE) en donde se encontraban presentes los coordinadores de las distintas regiones de la CCSS. 

Los primeros acelerógrafos se colocaron en varios sitios de la Región de Servicios de Salud Central Sur como un plan piloto al tiempo que se iniciaron las gestiones de la firma del convenio de cooperación para el monitoreo de sismos fuertes entre la UCR y la CCSS. Los sitios seleccionados fueron seis en total: el Hospital William Allen de Turrialba, Chacón Paut de Tres Ríos, Ebais de Ciudad Colón, Clínica de Hatillo, Clínca Central del Calderón Guardia y San Rafael de Oreamuno.

Para tales efectos, el LIS sería el respnsable de la instalación de los acelerógrafos y este debió colocar uno de sus servidores dentro de la red de la CCSS para que sirviera de puente entre los equipos y la UCR. En este último es donde actualmente se reciben, almacenan, procesan todos los datos que posteriormente son desplegados en el sitio web del LIS para uso de la CCSS.

En el 2012 el LIS sugiere que se coloquen equipos en los hospitales de Limón, San Isidro de El General, Ciudad Neily y Quepos. Se solicitan entonces los permisos respectivos a los directores de otros centros hospitalarios con el aval de la Dirección de Ingeniería y Arquitectura (DAI) de la Caja, que en ese momento era la contraparte del convenio. El total de equipos ascendió a 10 y en todos ellos se lograron registros de sismos tan importantes como el del terremoto de Nicoya del 2012.

 

Figura 1. Acelerógrafos instalados en la CCSS al 10 de octubre del año 2012

 

En el año 2015, la Dirección Administración de Proyectos Especiales (DAPE), a través del Programa de Seguridad Sísmica (PSS), se convierten en los encargados, por parte de la CCSS, para cualquier gestión que conllevara el convenio.  Con el apoyo del PSS, se prosigue de este modo a la expansión de la instrumentación acelerográfica a otros sitios como Upala, Grecia, San Ramón, Ciudad Cortés entre otros y por primera vez se colocan acelerógrafos en los nuevos hospitales de Heredia y Alajuela, uno en el piso superior y otro en el piso inferior.

El trabajo del LIS junto con el del PSS ha logrado identificar sitios de mayor conveniencia para la colocación de los acelerógrafos. Por ejemplo, se reinstalaron los equipos del Hospital de Turrialba,  Limón y San Isidro de El General hacia sitios más seguros y en el caso de los edificios, se identificaron los lugares de forma conjunta para que estos dispusieran de un espacio reservado, internet y electricidad. Recientement se ha logrado también la colocación de equipo acelerográfico en el Hospital de Liberia, Nicoya y el edificio Jenaro Valverde de Oficinas Centrales en San José.

Al 1 de agosto del 2017, producto del convenio y esfuerzo conjunto, se cuentan con 23 estaciones de campo libre y 4 estructuras instrumentadas (3 hospitales y uno de los edificio de la sede central), para un total de 33 acelerógrafos. En la siguiente figura se muestran las estaciones de campo libre.

Figura 2. Acelerógrafos instalados en la CCSS al 1 de agosto del año 2017