Logo Universidad de Costa Rica Laboratorio de Ingeniería Sísmica
del Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII)
Teléfono: 2253-7331 - Fax: 2224-2619
© 2009 - 2017 UCR
Costa Rica





Los sismos tienen su origen en la ruptura de las rocas que forman la corteza terrestre. Existen los sismos de origen tectónicos y  también existen los sismos volcánicos.

Estos últimos se originan, como su nombre lo indica, por la acción volcánica: movimientos de fluídos y gases dentro del edificio volcánico pueden generar sismos. También suceden por la generación de facturas o el colapso de cavidades ocasionadas por salidas de magma.

Los terremotos asociados con las erupciones volcánicas rara vez exceden la magnitud 5, y estos sismos moderados no generan aceleraciones altas como para destruir edificios, casas y carreteras que esten bien construídas.

Los sismos de mayor magnitud durante la actividad del Monte St. Helens en 1980 fueron de magnitud 5 a 5.1, lo suficientemente grandes como para ser fácilmente sentidos, pero no para generar movimientos del suelo (aceleraciones) que pudieran destruir edificios. Durante la gran erupción del Monte Pinatubo en Filipinas en 1991, decenas de sismos débiles a moderados (magnitud de 3 a 5) fueron sentidos por miles de personas. Muchas casas se derrumbaron, pero el factor principal fue el peso de la ceniza húmeda de la erupción que se había acumulado en los techos y los aplastaron (USGS). En el año 2007 ocurrieron dos sismos volcánicos que tuvieron magnitudes 4.7 y 4.1 en el volcán Kilauea de Hawaii según reporta Wauthier et al. (2013) y que han sido considerados moderados.

Interesantemente, el científico Izumi Yokoyama encontró que una de las más grandes erupciones volcánicas de todos los tiempos, como fue la del volcán Krakatoa (Indonesia) en 1883, pudo haber ocasionado un sismo de magnitud 5. Esa erupción destruyó gran parte de la isla en que se ubicaba el volcán (Fig 1) y generó un tsunami que mató decenas de miles de personas. La razón para esta magnitud pudo haber sido la baja concentración de esfuerzos tectónicos en la región.

Figura 1. La explosión del Volcán Krakatoa en 1883 hizo volar parte de la isla en que se hayaba el coloso.


En un estudio para calcular los valores máximos de aceleración cerca de las regiones volcánicas de Campi Flegrei y Mt Vesubio en Italia (zonas densamente pobladas, Fig 2), se concluyó que se podían obtener valores de hasta 0.04g para la primera región con un sismo de magnitud 4.3 y de 0.14g para la segunda si el sismo tuviera una magnitud de 4.1. En términos de la Escala de Mercalli, esto significa que las intensidades podrían rondar el grado IV.

Figura 2. Imagen satélite del volcán Vesubio.


Un aspecto sumamente importante es la distancia. Si un edificio está lejos del epicentro, experimentará movimientos más débiles comparados con edificios que se encuentren mucho más cerca. En el caso de un volcán, al estar los sismos volcánicos asociados al coloso, naturalmente las estructuras que se encuentren cerca de este serán las que experimenten mayor movimiento fuerte.

También pueden ocurrir terremotos más grandes en las regiones volcánicamente activas, pero estos son originados por fallas tectónicas y por tanto los daños a estructuras son producidos por el movimiento del suelo y no la erupción en sí. Ejemplos de erupciones volcánicas que han ocurrido luego de terremotos fuertes han sido el de magnitud 7.2 que golpeó el volcán Kilauea, Hawaii, en 1975 y luego se produjo una pequeña erupción en la cumbre de este (USGS).

Otra posible activación de volcán ocurrió después del terremoto M9.5 en Chile el 22 de mayo de 1960. Alrededor de 38 horas después del sismo principal, el volcán Puyehue-Cordón Caulle en Chile Central entró en erupción violentamente después de estar inactivo durante más de 25 años. Esta erupción recibió poca atención por la prensa debido al extenso daño que provocó el movimiento sísmico (Fig. 3). En este caso, como en Kīlauea anteriormente, es probable que la ruptura de la falla se extendiera por debajo del volcán (USGS).

En el último año, el volcán Bárðarbunga en Islandia ha entrado en erupción y se ha hecho acompañar de una cantidad bastante importante de sismos. El más fuerte hasta la fecha ha sido de M 5.5 - 5.6 según el Icelandic Met Office.

 

Figura 3. El terremoto de Chile de 1960 ha sido el mayor registrado instrumentalmente con una magnitud de 9.5 (Fuente earthquake-facts).

 


Fuente:

Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).
Galluzo, Del Pezzo, La Rocca & Petrosino, S. Peak ground acceleration produced by local earthquakes in volcanic areas of Campi Flegrei and Mt. Vesuvius. Annals of Gephysics, Vol 47, N 4, August 2004, pp 1377-1389
Wauthier C, Roman DC , Poland MP (2013) Moderate - magnitude earthquakes induced by magma reservoir inflation at Kilauea Volcano, Hawai‘i. Geophysical Research Letters 40: 5366.
Yokoyama, I. (2001) The largest magnitudes of earthquakes associated with some historical volcanic eruptions and their volcanological significance. Annals Geophys., 44: 1021-1029.